Friday, 4 October 2013

"Y si la Montaña de la Burocracia te derrota, Gandalf, ¿por dónde pasarás?" Historias de Vudú

"Todavía oigo desde la frontera infranqueable de Costa de Marfil, la voz de Saruman (que ahora es negro y jefe de migración en Burkina Faso) gritando a lo lejos

- Si la Montaña de la Burocracia te derrota, Gandalf ¿por dónde pasarás?

Elegí Benín, aunque sabía que allí se escondían las fuerzas del vudú contra las que aún no había sido probado.

Dije la palabra "amigo" y entré, pero con un visado trampa que me arrastró en su caída hasta el "otro lado" hasta Togo donde parece que ya he encontrado refugio..."

Para probar la veracidad de esta pesadilla de visados de tránsito sin posibilidad de extensiones, aquí os dejo una foto del lugar que acoje el mítico festival de cine de Burkina Faso 




Así que en Benín tocó enfrentarse, a parte de a la Burocracia, al temido mundo del vudú. Os atrevéis a adentraros conmigo en el bosque sagrado de Ouida, en Benin?


Pero antes era obligado recorrer el mismo camino que recorrieron esos esclavos que llevaron el culto del vudú a las
Américas. Pasar por el árbol del Olvido donde tenian que dar varias vueltas para perder su identidad, olvidar quiénes eran, sus raíces, pues iban a ser transplantados a otra tierra desconocida para ellos. Y posteriormente aún otro árbol, pero ahora el de la Esperanza. Esta vez daban voluntariamente las tres vueltas con las que creían asegurarse que al menos a su muerte su espíritu volvería a su querida tierra natal. Una técnica de los esclavistas dando una pequeña esperanza para evitar motines a bordo, pero esperanza al fin y al cabo...


Ahora ya estamos preparados para pasearnos por la autoproclamada "cuna del vudú" en Togoville, Togo; donde nos explicaron que esas creencias vinieron desde Egipto, desarrollándose aquí antes de partir al otro lado del Atlántico. Os dejo primero una foto para que veáis mi parecido con el vudú del mercado y luego nos pasearemos por el pueblo.



Aquí, nos aseguran, sólo se usa para pedir cosas buenas. Si no, puedes ser juzado y castigado por la poderosa sacerdotisa Nimbelle. Y eso parece ser, no es cosa de broma. Por si tenéis dudas, ésta es la puerta de su casa, con la serpiente arcoiris de la prosperidad y el cocodrilo protegiendo a toda su familia...


 Y para terminar os dejo esta foto porque no sabía en qué entrada ponerla. Queréis que vuestra novia tenga un culo de proporciones planetarias? No hay problema, en África occidental han encontrado la solución perfecta...







3 comments:

Rous said...

GENIAL!!!
La energía del árbol la he sentido hasta yo, de verdad!
Qué fuerte, Cé! el mismo día estábamos los dos viendo la puerta de no retorno, tu en la realidad y yo en la pantalla :)
un abrazo enorme!

Diego said...

¡César! Muy chula la entrada, como siempre, y hablando cada vez más claro, sí señor (perdona que creo que he visto una vagina; ah, no). Aunque no lo creas :(, había dado por supuesto que Togo y Benín estaban pegaditos a Costa de Marfil, y no al otro lado de Ghana, ¡menuda la vuelta que has tenido que dar! Y ahora, ¿para dónde tirarás? ¿Quién te dará visado? ... ¡Un abrazo!

Edu Hom said...

Que clase tiene usted señor Perez...