Sunday, 17 February 2008

SEMBLANZAS

Hoy estoy en dia libre, asi que me he pegado otra pateada por Calcuta, esta vez por el barrio musulman, es muy interesante ver el cambio, sobre todo en que alli la gente tiene barba y gorro y las calles estan todavia mas apretadas. Lo de que haya mezquitas te da la pista definitiva. He intentado entrar en la mas grande y me han dicho que volviera a las dos porque estaban rezando. Me doy una vuelta por el barrio y veo una escena memorable. Un grupo de personas absortas frente a un vendedor ambulante rodeado de tarros con hierbas y cosas extrañas (gracias Thunder por devolverme la ñ). Su ayudante metia la mezcla de hierbas en un mortero de metal enorme y golpeaba con fuerza para dar mas emocion. Me imagino que les estaria preparando un remedio fabuloso. Cuando volvi a la mezquita, a las 13:55 pregunte si podia pasar. Me dijeron que primero me quitara los zapatos. Procedi. Dije: ahora si? Y me contestaron NO porque tienes pantalones cortos!! Pero esos %$#@#$@ no podian haberme dicho eso desde el principio???? En fin that's India!

Los indios viven a ras del suelo, y hacen todo en la calle: mean, cagan (aunque para esto prefieren las vias del tren), comen y se "duchan" constantemente; a todas horas, en cualquier calle puedes ver a varios chavales enjabonandose en una boca de agua permanentemente abierta, quiza lavando sus pantalones al mismo tiempo. Y por el suelo siempre tazas de barro para el te que tiran directamente al suelo. En el suelo pelan verduras, cortan carne y descaman pescado. Todo con una hoja curva clavada en una madera de tal manera que esta siempre vertical enfrente suyo y usan ambs manos para sujetar la comida. Siempre en el suelo.

Por la noche, como si todos estuvieran preparando una cena romantica, se sientan frente a su mantel repleto de frutas, o verduras o lo que sea y ponen una vela en el centro, a veces en el cuello de una botella. Puedes ver la hilera de velas al lado de la carretera.

Y aunque siempre haya eso, siempre hay algo que te sorprende en cada calle. De repente una riada de sacos naranjas inunda por completo la calle que quieres cruzar, o esta ocupada por unos niños jugando al ubicuo cricket. O la simple pregunta de donde esta algo que segun el mapa deberis tener delante, se convierte en un concurso sobre todas las posibles direcciones que puedes tomar desde ese punto. Y encontrar por fin lo que buscas en un juego Borgeano en el que tras varias vueltas y volver siempre a los mismos sitios, parece que el destino te haya encerrado en ese espacio dislocado y loco. La unica salida es que algun ser peculiar e inesperado, en mi caso un jorobado que anda a toda prisa con las piernas semiflexionadas y los brazos siempre estirados hacia atras, aparezca y te lleve magicamente al lugar esperado. Asi llegue yo al Palacio de Marmol, una mansion colonial llena a reventar de cuadros, esculturas, gigantescas lamparas de cristal que llegan casi hasta el suelo y por supuesto una casita en el jardin con pajaros exoticos como un loro gris africano, autentico rey de la pajareria.

Por supuesto siempre puedes tener la suerte de cruzarte con una vaca que tenga una quinta pata saliendole por la espalda o un perro lamiendose la piel porque no tiene ni un solo pelo. O que mientras estas leyendo te caiga del techo un lagarto verde en el brazo. O ver a un hombre cruzando la calle con sus dos monos civilizadamente atados con una correa. Y cuervos por todas partes.

Todos compartiendo el suelo. Incluso cuando hay socabones los niños se las apañan para jugar a algo parecido a la petanca pero con canicas. El cielo tal vez es solo para largas telas de colores secandose por las ventanas y los tejados. El espacio intermedio seria para la polucion y el ruido, pero hoy es domingo y ellos tambien se toman un dia libre.


Me paro aqui hasta la proxima entrega. Un abrazo a todos y ya sabeis que quiero noticias vuestras. Tata!!

4 comments:

NOLLELLA said...

HOLA CESITAR:
Hoy que por fin Enrique me ha enseñado a acceder a tu blog aprovecho para escribirte unas letritas.Estamos siguiendo todos tus aventuras(mis padres se lo imprimimos por que internet no es lo suyo).Veo que lo estas pasando muy bien pero parece duro y poco higienico lo que hay por alli.Animo y adelante todos estamos contigo aunque a muchos km de distanci, estas en nuestro corazon. por cierto, mañana sabrmos si un niño o una niña se incorporara a la familia herrero, tan peculiar pero muy especial.muchos besos:tito, maribel, noelia-enrique, belen-juan.
¡¡Que viva la jota riojana!!(y tambien la aragonesa, claro, que si no enrique se enfada)

anus said...

La verdad............pienso que por ejemplo: CALCUTA DESDE LOS OJOS DE "UN CESAR" sería un título perfecto para que a tú regreso publicaras todas tús aventuras, y te aseguro que tendría más éxito que Sonrisas de Bombay, que por cierto como ya me dijiste me está encantando.
Espero que este sí se publique, porque te escribo siempre comentarios y luego soy incapaz de publicarlos y me voy al correo; por cierto te llegó la foto?????intentaré mandarte alguna más.

Un besazo enoooooooooooooorme.

Helena said...

Jajaja! Me encantan tus anécdotas. Vas a conseguir perdurar en la memoria de los niños hindúes: ese hombre que tenía un martillo gigante y levantaba a los niños de 4 en 4...
De verdad que yo quiero hacer un viaje contigo. ¿qué tal el voluntariado? ¿esperan mucho de ti? poniendo inyecciones!! ¿y tus compañeros? ¿hay algún otro voluntario recién licenciado?
Un beso enorme, y que sigas disfrutando así!

María said...

Hola Cesar!!! el otro día vi a Pita en el penúltimo concierto de la Cooperativa (que no se si sabes que se separan) y me dió la dirección de esta página. Me alegra mucho tener noticias tuyas y más si son tan divertidas como las que cuentas. Yo me apunto a lo de Helena, hay que hacer un viaje contigo. Espero que te lo sigas pasando bien y recuerda que queremos ir a una boda hindú así que no nos defraudes y encuentra a una chica en condiciones. Muchos besos!!!