Friday, 16 November 2012

Mujer por un día. El ciclo de la vida en una aldea Xhosa

Después de seguir el rumbo de los conquistadores portugueses en Mosselbay, parar en la "amistosa ciudad" de Port Elisabeth con Greg, un nuevo amigo CS y colarnos en la barbacoa con tooooda la familia de una de sus amigas, partí por fin rumbo a una aldea tradicional de la etnia Xhosa llamada Bulungula donde un proyecto de desarrollo local hace las veces de hostal. Como os podréis imaginar, llegar no fue fácil. Autobús hasta Umtata la ciudad más cercana, con casi cinco horas de retraso sobre las siete horas previstas, buscar un sitio para dormir en esa ciudad y al día siguiente coger tres minibuses consecutivos para llegar por fin a estas maravillosas colinas verdes salpicadas de casas circulares con techos de paja...


En el autobús rumbo a Umtata exprimí hasta más allá de lo razonable a mi compañero de asiento hasta que me explicó los momentos importantes en la vida Xhosa ;-) Al nacer, la familia debe presentar el nuevo miembro a los antepasados y para eso tiene que sacrificar una cabra y esparcir su sangre. En el caso del primer hijo varón será el abuelo el que lo presente (para ser exactos dijo que "pertenece al abuelo"). Después comerán la carne de la pata delantera derecha el bebé, la madre y los hermanos por ese orden y después se llamará a la comunidad para compartir el resto de la cabra. Me parece una hermosa manera de simbolizar que el bebé dentro de su familia es una de las "patas" de la comunidad, no os parece?

El segundo momento importante a los 14 o 17 años es la Iniciación. Es curioso que cada vez se haga más tarde (como en occidente, cada vez son "niños" más tiempo ;-), dure menos (antes eran varios meses y ahora sólo uno y en diciembre coincidiendo con las vacaciones de verano para no interferir con los estudios). De lo que pasa en ese mes no me podía contar nada, pero tienen que ser mayores para "sobrevivir en el bosque" y al volver ya están circuncidados, se les viste con ropa de adultos y tras recibir las charlas correspondientes (la madre y las mujeres del pueblo le explican "cómo tratar a las mujeres"!) ya pasa a ser tratado como un adulto. En algunas familias en vez de circuncisión les cortan el extremo distal del meñique (como el de la foto). Y aunque no quiso hablar mucho de ello, en algunos sitios se sigue practicando la ablación de clítorix para las mujeres ;-(


El tercer momento importante, como os podréis imaginar es el matrimonio. Al padre del novio le toca ir a negociar a la casa de la novia el precio de la dote. Primero la chica tiene que confirmar que "conoce" a la familia, si no, se acabó lo que se daba. Después pasan a negociar la dote, que son siempre diez vacas, pero lo que se negocia es el valor de cada vaca que es lo que importa. En Bulungula el precio es casi fijo en 600 euros con lo que el novio tiene que pagar la impresionante cantidad de 6000 euros para casarse. Como en el pueblo el hombre se dedica a construir la casa, pero hay pocas actividades en que gane dinero, algunos van a trabajar a la mina para conseguir parte de la dote. Otras veces claro la mujer se queda embarazada y el novio desaparece del mapa (como en todas partes).


Pero a lo que vamos. El proceso no acaba aquí, el novio tiene que hacer varias visitas a la familia de la novia donde se le va conociendo según se comporte. La primera visita tiene que llevar tres botellas de brandi (simbólicamente para el que cuida de su ganado, para el que le habló de la chica y para el que le explicó el camino hasta la casa). Pero en el segundo viaje irá sólo con dos porque ya conoce el camino. Si no conoce las tradiciones se le intentará timar pidiéndole más botellas y se reirán un poco a su costa. En otras visitas tiene que hacer regalos. Si da mucho dinero se le considerará arrogante pero si da poco parecerá que no podrá mantener a su familia. Y así todo. Luego la familia del novio se desplaza al pueblo de la novia y empieza la competición de las canciones y los bailes para que las familias se conozcan. Durante esos días la novia está recluída en una tienda exclusivamente para ella para "protegerla del mal de ojo de alguna prima o familiar envidioso de su felicidad" y también para que no le de el sol y la piel sea más clara ;-). Hasta que finalmente tras la ceremonia la novia parte con su marido a su nueva familia llevando todos los utensilios que considere necesarios para su nueva casa y que le habrán regalado las personas de su comunidad.

Todavía queda un último momento importante, la muerte. Cuando muere un miembro de la familia, también hay que comunicárselo a los antepasados que normalmente se aparecerán en sueños a algún familiar pidiéndole que haga algún ritual en concreto. Los sueños son la forma en que los antepasados se comunican con los vivos cuando quieren avisarles de algo, aconsejarles en algún momento importante o pedirles alguna cosa. En el resto de los momentos de la vida, la gente puede "rezar" a los antepasados sin necesidad de ningún ritual específico. Y sí, mi compañero de asiento se quedó tan agotado con mis preguntas que durmió placidamente el resto del viaje ;-)


Pero una vez en el pueblo, me dispuse a dar un paso más y transformarme literalmente en miembro de la comunidad, concretamente en una mujer Xhosa ;-))) Así que empecé por dejar que me maquillaran como veis en la foto. Después me fui a coger agua y leña para cocinar...



Trituré el maíz y lo cocí a fuego lento para preparar "pop", la sabrosa masa esponjosa que hace las veces de pan...



Y mientras, el hombre de la casa pelaba el pollo que nunca puede faltar en la dieta de todo africano que se precie

Para digerir la deliciosa comida fuimos a por cerveza tras comprobar que ondeaba la bolsa blanca que significa que siguen teniendo existencias ;-)


Y para terminar el día nada mejor que brindar con mi colega la sangoma o sanadora local que no quería que me fuera, contestaba a todas mis preguntas con bromas como "si yo me pongo mala voy al hospital a que me cures tú!". Entre risas todavía consigo enterarme de que se le apareció en sueños un antepasado diciéndola que tenía que ser curandera e indicándole el pueblo donde encontraría su maestro. O que para el mal de ojo tiene unos polvos con los que te embadurnas el cuerpo y se te pasa ("pero si no funciona te los envío a ti!" ;-))... Y cuando me disponía a irme me dice "yo tengo mi brandi, ¿dónde está tu cerveza? Quédate aquí brindando conmigo!" Como os podréis imaginar nada me habría hecho más ilusión, pero sin la traductora que se estaba yendo poco podíamos hacer aparte de despedirnos con un abrazo.

Y así terminó mi día como mujer en esta maravillosa aldea Xhosa...

7 comments:

Polonia Rodríguez said...

Preciosa experiencia estás viviendo, gracias por compartirla.

Un abrazo

mater said...

Que tal te salio el pan me imagino que estupendo asi como la experiencia con la sanadora se te ve encantado.Un besesazo cuidate te quiero.

Cris said...

Me encantan las historias y las fotos. Y ahora me pregunto cómo en tu despedida pudimos hace que parecieras una mujer de Xhosa sin conocerlas previamente ;)
¡Un abrazo!

Marta de Arriba Alonso said...

César pareces de Perdidos en la Tribu jiji
nos encanta leerte
besos

fotodespertador said...

Qué envidiaaaaaaaa más verdeeeeee!! jajaja. Oye, me ha encantado la experiencia de trasplantar un occidental en una tribu africana. Tenía un montón de preguntas mientras leía pero se han contestando solas (por ejemplo, lo de la traductora) pero me queda una: la aldea está dentro del circuito turístico (aunque sea un circuito muy para frikis)? Porque me parece genial que te hayan llevado a un sitio donde empaparte de su modo de vida!
En fin, que seguimos disfrutando de tus andanzas!
Un abrazo

cesar said...

Gracias Poli!! me encanta que me sigan también desde África jeje

Cris, sin tus comentarios este blog no tiene gracia, ya lo sabes. Y si Marta, un poco debo parecerlo!!

Davide, no es exactamente un circuito turístico es un proyecto que pertenece a la comunidad local y son ellos mismos los que se ofrecen a enseñarte la vida en su pueblo. Esta actividad en concreto se llama woman power, aunque para nuestra mentalidad occidental sea un poco discutible ;-))

Un abrazo a todos!!

Ikerne Jauregui Arsuaga said...

¡Alucinante historia! Madre mía lo que estás viviendo por ahí.... Ya estoy deseando que nos cuentes más cosas. Y gracias por las fotos, que son una pasada :)