Tuesday, 8 November 2011

Arequipa: ¡Aquí quedaos!

"Arequipa la tierra de libres/ anidada en los pies de un volcán: vives libre y feliz cuando vives/ prefiriendo ser libre a tu pan". Alberto Guillén Paredes.

Tras despedirme de Cuzco me subí al piso de arriba del bus que me llevaría a la ciudad blanca, a ver a Alonsito. En el mismo trayecto comprendí que íbamos a un sitio especial: nos paró la policía y mezcló nuestros DNIs con los de otro autobús; en ese tiempo mi compañero me contaba que no sabía si tenía depresión porque su madre había muerto hace poco. Así que mientras la policía iba de un bus a otro con los DNIs yo le explicaba que todos tenemos un tonel de lágrimas para los seres queridos y que cuando se van, es normal que lloremos hasta vaciar ese tonel, porque los hemos querido mucho. Tras unos segundos mirándome fijamente, asomó una sonrisa, me dio las gracias y me dijo que creía que ya le quedaban pocas lágrimas en su tonel. La policía acabó de repartir los DNIs y nos dormimos felices mientras seguíamos rumbo a Arequipa ;-)

Al despertarme, allí estaba Alonsito con su papá y, esperándonos en su casa, su mamá con un desayuno digno de héroes. Yo les abandoné hasta el día siguiente para ir al cañón del Colca en busca de cóndores. Cuando ya creíamos que no veríamos ninguno, apareció uno de repente y se acercó tanto que pudimos ver su cuello rojizo. Casi parece que lo hizo para guiñarnos un ojo y decirnos "hoy no, pero el día indicado, cogeré tu alma y la llevaré al reino de arriba"... Y para celebrarlo, esa noche me sacó a bailar una moza del pueblo y... ¡me azotó en el suelo! Claro que después me pidió que me la echara al hombro y la sacase del local ;-)

Pero volvamos a la ciudad de los héroes. Parece ser que lo primero que dijeron a los españoles cuando llegaron (como a mi ahora) fue: "¡Aquí quedaos!". Y cómo no, se quedaron ;-) La ciudad nació a las faldas del mítico volcán Misti y está llena de tranquilas plazas con sus fuentes e iglesas de blanca piedra volcánica.

Con Eva Aillón cantando para nosotros "Estoy enamorada de mi país" o "mi gente está deseando de demostrar/ su cariño/ al extranjero y al amigo" el papá de Mónica (la novia de Alonsito) nos iba mostrando en su coche la verde campiña que rodea la ciudad y los primeros "mártires" de la guerra contra Chile. Pero en la ciudad cogíamos los famosos "combis", minibuses a los que te subes en marcha y vas como sardina en lata ;-) Comprobadlo vosotros mismos:

YouTube Video


Como no encontrábamos a Vargas Llosa para actividades más elevadas, nos pasamos todo el día comiendo:



Y por todas partes Eva cantaba amores desgarrados en que la amada marca la frente del amado "con la sangre de sus venas", para que todo el mundo sepa que es su "propiedad privada" ;-) Tierra pues de héroes y grandes amantes, como decía Alberto Ballón:

"Vaga junto al fogón de la Ramada, el alma popular que fue señera, que si supo llorar junto a la amada, supo también morir en la trinchera".

Pero para grandes palabras, nadie mejor que Alonsito:

YouTube Video


Y en la despedida, su madre (que me ha limpiado varias veces la ropa para que quede perfecta, siempre atenta con sus ojos chispeantes de inteligencia a que no me falte de nada) y su padre (siempre afable y sonriente) me dan las gracias... ¡¡ellos a mi!!

Me voy triste de la bella Arequipa, dando las gracias a Alonsito y compañía y, parafraseando la canción de Eva, yo también "estoy enamorado de SU país".

¡¡Muchas, muchas gracias y un abrazo a todos!!

2 comments:

Félix said...

Majestuoso el Misti!

Tus palabras evocan las del gran Diego de Ojeda en la Cristiada:

Mi ropa en Perú salpicada/
por sangre de amadas bellas.
Azotado por los suelos/
sus venas abriendo mellan.
Con sus ojos chispeantes/
lava la madre las señas.

Es coña como te puedes imaginar. Que pena no haber coincidido en Quito!

cesar said...

Buff Felix, has elevado unos cuantos grados la temperatura del blogg ;-) Un abrazo!